18 de Enero 2015

Area de Vómitos

Va hacer ya casi 11 años que visité la Feria de la Birra en Qingdao. En aquel post que escribí, contaba cómo en una discoteca de la ciudad, el suelo de la pista de baile se movía y daba vueltas automáticamente!! Para esos tiempos y el sitio en el que estábamos, una tarima móvil era un gran avance en el arte de la amenización. Lo jodido era que después de bailar un rato, al querer regresar a tu mesa y como habías dado varios giros, totalmente desorientado, tenías perdidos todos tus puntos de referencia y no había más remedio que andar errante un buen rato en la obscuridad del local, hasta que dabas de nuevo con dónde estaban tus colegas.

Las discotecas en China han seguido introduciendo mejoras lúdicas hasta límites insospechados... Y también han revolucionado los precios. En capitales de provincia, hay locales en los que los extranjeros no son tan bienvenidos como los clientes chinos, ya que dejan mucho menos dinero en sus consumiciones. Hará ya 8 años que estuve en una selecta disco de Pekin, y por primera vez vi que las botellas de Moët (a unos 120 Euros cada una) iban que volaban... y además decoradas con bengalitas echando chispas, para llamar bien la atención y que todo el mundo supiera que alguien pudiente estaba gastando RenMinBi´s sin reparo.
29207410-Moets-001.jpg

Esta semana, un buen amigo que reside en Beijing, hizo un viaje a Nanjing y me ha enviado una foto que hizo en una discoteca molona del lugar. El cartel reza "呕吐区" (OuTuQu), que en cristiano significa "Área de Vómitos". Los chinos pudientes se modernizan en la oferta de entretenimientos nocturnos a base de soltar billetes, pero también regresan a los orígenes y los trucos de las bacanales en la Roma antigüa: Vomitar en mitad de la juerga para seguir comiendo y bebiendo mucho más. ¿Marranos o Prácticos? Te dejo a ti que elijas la respuesta.
vomitivoole.JPG

Todo esto me recuerda un chiste. Un amigo se encuentra con otro que venía de comer en un Buffet Libre:
- Tío, me he puesto hasta el ojete de comer... no podía más... me he marchado con pena de dejar allí tanta comida y tan buena en las bandejas, pero es que estaba muy muy muy lleno y no me cabía más.
- Pues haber hecho como los romanos, te metes dos dedos en la garganta y vomitas.
- No no, si me hubieran cabido dos dedos en la garganta, me hubiera metido dos plátanos.

Saludotes!!!


Voceado por Fernandet a las 10:46 AM | Comentarios (1)